Friday, November 10, 2006

Valores añadidos

Y volvemos a los inquietantes temas marketianos, tan interesantes siempre, desde una perspectiva relacionada con la drogadicción.
En esta ocasion me centrare en el precio del producto, ligado de forma inevitable a los valores que lo acompañan.
¿Cómo es posible que una cerveza cueste 0'90€ en un centrico bar de Madrid y justo la misma cerveza, cueste el cuadruple en un centrico bar de Barcelona?
Pues el tema es más complejo de lo que parece:
Elegimos un bar al azar del conocido barrio del Borne en Barcelona.
Al entrar encontramos:
- Una decoración exquisita
- Acompañada de la música más trendy que puedas imaginar
- Lleno de gente guapa, como nunca antes viste
- Y unos camarer@s que parecen haberse caido de la revista "the beatiful people"
Precio final del producto = 4€
Y ahora elegimos un bar del mítico barrio de Malasaña en Madrid.
Al entrar encontramos:
- Una decoración estilo "old fashion"
- Musíca (en modo random) precedente del tipico "Radio-cassete" doble pletina (años 80) y con un palmo de mierda
- Gente guapa (interiormente) con miles de historias interesantes que contar.
- Y un par de incombustibles camareros perfectamente sincronizados, vistiendo camisas que en tiempos de la postguerra fueron blancas.
Precio final del producto = 0'90€ ACOMPAÑADO DE UNA MAGNIFICA TAPA FOR FREE
En conclusión, que me toca los cojones estar pagando 3€ de más en un bar "cool" de Barcelona para financiarle a la camarera el piercing en el chomino, el tatoo al camarero skater con rastas y encima estar a disgusto por no poder casi moverme (ya que puedo romper algo) y quedarme sin mi partido de futbol.
Señor@s la respuesta está bien clara: Bar Palentino en calle Pez. Casto le atenderá cordialmente.

(Usted elige)

5 Comments:

Anonymous Casto said...

Te sorprenderá saber que el bar del borne también me pertenece, simplemente me agarro a la teoría marketiniana del posicionamiento, es decir se trata de un mismo sector de negocio que atiende a dos targets diferentes, con necesidades diferentes: SEGMENTACIÓN DE MERCADO.

pd. te espero esta noche en el palentino, no te preocupes por vestirte, los pijamas, batines y zapatillas de estar por casa están bien vistos en mi bar (incluso puedes venir vestido de marciano), tb hay posibilidad de vestirme de cura para tu boda, y mi pinche de monaguillo (adaptación a las necesidades personales de mi variopinta clientela)

November 10, 2006  
Anonymous Hazkacio said...

Puedo pinchar en la boda??

November 10, 2006  
Anonymous Anonymous said...

aplausos del sector madrileño...
barcelona tiene mucha pose, el problema es que madrid cada vez se le esta pareciendo mas, será por los valencianos que estan viniendo?

luchemos contra la globalizacion trendy!

November 14, 2006  
Blogger Catherine said...

Si si...esta claro que los bares del Borne son una mierda....mas que nada el bar Pitin (habla con simon...)
En Tokio en todos los bares (incluso las tiendas) la gente te hacen una reverencia cuando entres (no se si estas parablas son correctas, porque nunca he tenido la necesidad para usarlas en espana...), y nada de este estetico 'cool', aunque hay sitios muy chulos. yo siempre prefiero un bar un poco cutre...mejor para el bolsillo y para el alma tambien.

November 22, 2006  
Anonymous Anonymous said...

Palentino es de lo que no se encuentra en Barcelona. Yo que he vivido bastes años en los arrabales malasañeros, puedo afirmar que Palentino, junto a dos o tres antrazos del centro de Madrid (cada uno con su propósito propio, como el extinto "El Sitio" que era el lugar para irse a dar de cabezazos con otros veinteañeros testosterónicos), extraño en Barcelona este tipo de locales con soleraque son ni más ni menos que auténticos bares del populacho.

November 24, 2006  

Post a Comment

<< Home